El Mundo tiene un problema, y se llama imposición.

Publicado en por el príncipe de las mareas

 

Desde siempre, desde que algunos habitaban las cavernas, se imponían los pareceres de unos sobre los otros. Siempre el ser humano ha buscado prevalecer sobre los demás, aun a costa del exterminio de su propia especie. Los nazis no fueron una excepción, se cargaron a millones de judíos para esquilmar sus riquezas. Los colonialistas han hecho mismo; la Inquisición se amparaba en la religión para ocultar las mismas intenciones que los nazis, y hoy en día, las potencias occidentales provocan guerras para imponerse sobre los bienes ajenos: principalmente materias primas. La imposición siempre ha campado por sus fueros. Las Cruzadas, tan románticas ellas, no buscaban más que imponerse a otras razas, conquistar sus tierras para servirse de ellas. Por fin, las Cruzadas llegan a su antagonismo, al encuentro (desencuentro más bien) entre culturas muy diferentes, que buscan y procuran la imposición. Los europeos estamos debilitados por nuestra necedad, por nuestra ceguera ante lo que se avecina, ya casi instalado de manera definitiva. Ahora son otros los que se imponen, ahora son los fundamentalistas del islam los que nos acometen, y ellos, como los antiguos inquisidores, aunque se excusen en la religión, solo pretenden someternos, imponernos su manera de ver la vida. Triste y caótica visión, pero la que impondrán al fin y al cabo

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post