La hispanidad

Publicado en por el príncipe de las mareas

Las naciones se identifican mediante símbolos como banderas o himnos, incluso dedican un día al año a un patrón o evento que les ha marcado y dotado de personalidad. Los franceses celebran el 14 de julio, los americanos el 4 de julio y nosotros los españoles, teníamos el 25 de julio, ahora el 12 de octubre.

Argentina, Italia o Portugal se hermanan con un himno que no es otra cosa que una marcha militar, los franceses conmemoran la toma y asalto a la prisión de la Bastilla, y los americanos se enorgullecen de que un 4 de julio se sublevaron contra el inglés proclamando la independencia de las 13 colonias. Para los catetos que consideran que España celebra un genocidio, decirles que las revoluciones de franceses y americanos no fueron pacíficas, y de hecho, corrió la sangre. Argentinos, italianos y portugueses con sus himnos militares no apuestan por una concordia precisamente, así que conmemorar un evento como haber descubierto una parte del mundo que permanecía ignota para los pueblos “civilizados”, tampoco creo que suponga una deshonra.

Los imbéciles, los antitodo, los irredentos sin causa y los que simplemente han perdido la noción de su propia realidad, se ensañan y censuran con ahínco todo aquello que no entienden, que no quieren comprender o simplemente su afán de llevar la contraria es más fuerte que las ganas de aceptar que somos un pueblo hermanado tras siglos de conflictos, dudas, dolores y anhelos. Para todo aquel que se identifique con el himno nacional, con su bandera, con sus instituciones y libertades, que tengan un feliz día de la hispanidad; para los que se encuadran en el grupo de los que odian lo español, solo desearles que nos dejen en paz a los demás con nuestras costumbres, ritos y celebraciones.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post