Farándula pancartera

Publicado en por el príncipe de las mareas

La farándula ataca de nuevo. Vuelta la burra al trigo como decía mi madre. De nuevo las huestes del no a la guerra pretenden alzar sus voces por encima de la capa de contaminación que cubre a muchas ciudades españolas. Señores que ya ha llovido y la saturación atmosférica está dando paso a la vuestra, a ese cansino estribillo cada vez que hay oportunidad de reivindicar algo. No hacer buen cine, pedir subvenciones o que os bajen el IVA, que nada tiene que ver con el cultural, que lo vuestro tiene de cultura lo que la asignatura de educación para la ciudadanía.

No parece que se hayan enterado que la guerra contra el Estado islámico no la hemos declarado nosotros, que se trata de una aceptación a la invitación al terror por ellos formulada. Sí, digo Estado islámico ¿Acaso no poseen un territorio, un espacio geográfico en expansión, una economía basada en el petróleo, las extorsiones y los latrocinios varios a los que han sometido a varias naciones hasta ahora soberanas? ¿No cuentan con un ejército propio a cuyo llamamiento acuden a centenares? Son un estado que ha declarado la guerra al resto de la humanidad, a todo el que no comulgue –y esto es una paradoja, ya que no comulgan que yo sepa- con sus ideas decrépitas, involucionadas hasta el extremo de volver al pensamiento medieval.

Señores de la farándula, dediquen sus energías a trabajar y dejen de dar la tabarra con sus consignas, sus pancartas y su discurso adoctrinado. Para imbéciles ya nos bastamos nosotros solos, no precisamos que un grupo de irredentos de la congruencia nos digan lo que debemos pensar, ni cómo actuar en caso de que el gobierno acepte – y no le queda otra por su encaje geopolítico- la invitación de franceses y yihadistas a su fiesta de la guerra.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post