Los niños no son objeto de instrumentalización

Publicado en por el príncipe de las mareas

La imagen de un niño ahogado en las costas de Turquía, está dando la vuelta al mundo. No estoy versado en sociología, pero no dejo de ver claro que una imagen, vale más que unas cifras. Decenas de muertos en las carreteras españolas, cientos de desaparecidos en el terremoto de Haití, miles de asesinados por la sinrazón de un despechado, un tirano o un grupo de intransigentes con el modelo social establecido. Solo son cifras, datos que no nos aportan nada si lo comparamos con ese cuerpecillo inerte que yace a escasos metros de la orilla de un mar, que vincula la prospera y decadente Europa con el incomprensible Oriente medio.

No sé de donde ha partido la noción de colgar la imagen del niño en las redes sociales, desconozco quien ha pergeñado la idea de hacerlo nuestro, de hacernos sentir culpables y miserables por consentir algo, que ni hemos permitido, ni hemos originado. No puedo hacerme eco de la barbarie ajena, no puedo ni quiero identificarme con los que asesinan, con los que trafican con personas ni con los que juegan sobre el tablero de la vida como si las piezas que mueven y perecen, fueran fichas o figuras. Las personas somos responsables de nuestros actos, se hayan fraguado o simplemente los hayamos omitido cuando el deber nos obligaba, pero de lo que no se nos puede acusar es de permanecer indiferentes ante situaciones injustas o dolientes. Sí sentimos el dolor ajeno, pero no podemos afrontar las responsabilidades de los que poseyendo la fuerza, hacen valer sus imposiciones aun a costa del sacrificio de muchos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post