Si hay que ser antialgo, que sea antiestupidez

Publicado en por el príncipe de las mareas

Desde que el imbécil de Zp desempolvara el enfrentamiento fratricida entre españoles, el suelo patrio anda como pollo sin cabeza dando tumbos de un lado para otro. No es cierto que estemos ante tal disyuntiva cultural, tradicional o de índole lúdico-social, solo se trata de modas que pasan como un tornado, arrasando a su paso la cordura y el sentido de concordia que debería primar. No hace mucho nos endosaron esa tontada de sacarse fotos uno mismo o acompañado de algún conocido mediático que se presta a tal escarnio; le llaman selfie. Aunque me repatee tanto anglicanismo, que no anglicismo, como nos invade, no dejan de causar furor entre los jóvenes de ahora. Antes los jóvenes no pasamos de los veinticinco años, ahora con eso de la crisis económica y la de identidad, los jóvenes alcanzan hasta los cuarenta años. Pasará esta moda como lo hará la fiebre antitaurina desplegada a lo largo y ancho de la geografía española. En realidad, esta panda de energúmenos solo son unos contestarios al sentido común y a la libre expresión de los pueblos. Nadie es anti nada, a no ser antiestupidez, a esa sí me apunto. La gente es seguidora de algo o no, simplemente se aferra, se duele, se emociona se afilia a un deporte, una actividad, una corriente musical o literaria, pero no se es antijazz, ni antifútbol, ni antinovela erótica ni antitaurino. Te gusta y lo apoyas, o no te gusta y sigues con tu vida.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post